EL PACTO DE ADRIANA ESTRENO EN SALAS DE CINE 19 DE JULIO

Una historia familiar en la que las piezas no son suficientes para armar el rompecabezas

EL PACTO DE ADRIANA
¿Revelarías un secreto para hacer justicia?

ESTRENO EN SALAS DE CINE

19 DE JULIO

Bogotá, 8 de junio de 2018. – Con más de cinco años de trabajo, investigación y seguimiento a una historia muy personal, El pacto de Adriana llega a Colombia dando inicio al proyecto de la nueva distribuidora DOC:CO con su estreno el próximo 19 de julio, esto gracias a la agencia Story Board Media y la distribuidora Meikin Cine. La ópera prima de la directora chilena Lissette Orozco es una historia que busca unir piezas para encontrar la verdad sobre su ídolo de la infancia. Seleccionada y premiada en más de 40 festivales en el mundo, este documental inició su recorrido en la edición 67 del Festival Internacional de Cine de Berlín – Berlinale, en la sección Panorama; y desde entonces no ha dejado de cautivar al público por la gran valentía y sinceridad con la que Orozco pone en evidencia uno de los más grandes secretos de su familia.

Esta historia tiene sus inicios en el pasado, durante la dictadura chilena de Augusto Pinochet. Adriana Rivas, tía de Orozco, fue la secretaria personal de Manuel Contreras quien era el jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional Chilena –DINA- y mano derecha de Pinochet. Radicada desde 1978 en Australia, esta chilena viaja en 2007 para visitar a su familia y es detenida en el aeropuerto de Santiago acusada por delitos de lesa humanidad durante la dictadura; cuatro años después, en el 2011 se escapa de Chile.

Creyendo en la inocencia de su tía, Lissette inicia el rodaje de El pacto de Adriana donde la ingenuidad es el punto de partida, pero con el paso del tiempo la complicidad entre sobrina y tía se ve afectada por las situaciones que empiezan a salir de la luz. El hecho de que La Dictadura Militar Chilena sea el contexto sobre el que gira toda la historia, no la hace una historia específicamente sobre la secretaria de Manuel Contreras, tal como lo afirma la directora: “se trata sobre mi tía, mi ídolo que se va desmoronando en el camino. Decidí exponerme yo, exponer a mi tía, los secretos familiares, los valores familiares. Hacerle un juicio a eso que nadie cuenta. Y si el exponerme yo, sirve para que exista un cambio de conciencia, hay que hacerlo”.

UN RELATO PERSONAL QUE PASA A LA HISTORIA

El pacto de Adriana se ha convertido en uno de los documentales favoritos de la crítica y de medios relacionados con los Derechos Humanos desde su estreno en 2017 en la Berlinale, donde recibe el Premio Peace Film Awar. Fue seleccionada en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara (2017) y recibe el Premio Especial del Jurado en la Competencia Iberoamericana Documental. Entre los festivales más importantes y en los cuales ha salido galardonada, están: el 29º Cinélatino Rencontres de Toulouse (2017), Premio SIGNIS Competencia Documental; Festival de Cine de la Habana, Cuba (2017), triple galardón: Premio Feisal que otorga la Federación de Escuelas de la Imagen y el Sonido de América Latina; Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires – BAFICI – (2017), dónde recibió una mención especial en la competencia de Derechos Humanos; Bogotá International Film Festival -BIFF- (2017) llevándose el premio Sundance Tv de la Juventud a la Mejor Película y el Premio del Público y La Mostra Internacional de Cinema de Sao Paulo, Brasil, Premio a la Mejor Película en la Competencia de Nuevos Directores. También fue nominada a Mejor Largometraje Documental en los Premios de Cine Fenix, (México, 2017) y a los Premios Platino de cine Iberoamericano (2017).

LA JOVEN DIRECTORA QUE SE CONVIERTE EN PERSONAJE

Radicada actualmente en Colombia, Lissette Orozco nació en Santiago de Chile en 1987. Es directora, guionista y magister en cine documental.  Es asistente de dirección del documental Lemebel y Matriz de la directora Joanna Reposi. Dirigió los cortometrajes documentales Subsuelo, Vorágine y El día ideal, todos premiados en el Festival Nacional de los Derechos Humanos en 2014. Ha realizado dos docu-realidad: 4to medio y Match. Fue docente en la Universidad UNIACC y Diego Portales (Chile) y actualmente es docente de guion documental en la Escuela Nacional de Cine ENACC (Colombia). Su intuición y joven curiosidad le permitieron adentrarse en el mundo histórico de su país y su familia. Esa misma curiosidad la llevó a una investigación compleja que terminaría en la realización de su ópera prima El pacto de Adriana. Asegura que lo más difícil fue tomar distancia como directora, y protagonista de un mismo proyecto. “Decidí luchar por encontrar la verdad y contar una historia en que me descubrí como personaje, pues la persona que tenía los conflictos internos era yo. Los secretos de mi familia terminaron siendo los secretos de un país”, asegura Lissette.