RUBÉN MENDOZA: MEJOR DIRECTOR DE CINE COLOMBIANO EN EL FICCI 57

Caracol Televisión y Dago García Producciones son productores asociados de Señorita María, la falda de la montaña.​​​

Rubén Mendoza se consolida como uno de los mejores directores cinematográficos de nuestro país al ser el Mejor Director de la competencia nacional.

Cartagena, 6 de marzo de 2017. – El jurado de la competencia oficial de Cine Colombiano de la edición 57 del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias conformado por Gema Juárez Allen (Argentina), Nadav Lapid (Israel) y Trevor Groth (Estados Unidos) seleccionaron este 6 de marzo a Rubén Mendoza como el Mejor Director por su película Señorita María, la falda de la montaña. Esta historia producida por Amanda Sarmiento y filmada en Boavita (Boyacá), logró cautivar a todos los asistentes al certamen que ovacionaron a María Luisa Fuentes en cada una de las cuatro proyecciones.

Durante los cinco días en los que Cartagena respiró cine, la cinta del director colombiano, contó con gran aceptación y elogio por parte de los asistentes al festival. Salas llenas y los medios atentos a lo que sucedía con esta producción dejaron en el equipo la satisfacción de deber cumplido y sin duda la sensación de que en Colombia hay muchas historias por contar y que nuestro cine mueve fibras.

El domingo 5 de marzo en el Teatro Adolfo Mejía de Cartagena, la fila para ingresar a la función principal de la película era interminable, cientos de personas tuvieron que quedarse fuera del teatro. Ingresaron más de 600 personas, las mismas que tras los 90 minutos que dura la cinta se levantaron de sus sillas y aplaudieron por varios minutos al equipo de trabajo y por supuesto a la Señorita María Luisa Fuentes.

LA HISTORIA DE MENDOZA EN EL FICCI

La última producción de Rubén Mendoza, lo sigue consolidando como uno de los directores más influyentes de los últimos tiempos y con gran aceptación en marco del FICCI. En la edición 51 su primera película, La sociedad del semáforo, fue estrenada y fue escogida como Mejor Película en la categoría de Colombia al 100%, con Geraldine Chaplin como presidenta del jurado y entusiasta defensora de la película. En el año 2014, participó con dos largometrajes, los cuales le valieron el reconocimiento como Mejor Director y Mejor Película en la Competencia Oficial con la cinta Tierra en la lengua.

En esta oportunidad, no podía pasar por alto y además de quedarse nuevamente con el reconocimiento a Mejor Director, Mendoza recorrió la heroica con la señorita María Luisa Fuentes, la misma con la que desde hace más de seis años tejió una amistad que como él mismo lo dice va más allá de lo cinematográfico.

Para Amanda Sarmiento, la productora de la cinta, el FICCI, fue un escenario mágico, que dejó ver la emoción con la que el público recibió la película: “sentir el teatro y los aplausos nos empodera a trabajar para que la cinta tenga más escenarios, para que pueda ser vista en muchos circuitos, en más pantallas de todas las formas, colores y sabores. Además, este fue un espacio que significó la oportunidad única de compartir esta aventura con la Señorita presente, descubrirla en un universo fuera del de ella, de hacerla partícipe de nuestra realidad como lo hizo ella con nosotros durante estos seis años de rodaje, sin duda una experiencia que termina de establecer y robustecer nuestro lazo de amistad”.

LA SEÑORITA MARÍA EN LOS MEDIOS

Con gran aceptación e interés recibieron los medios de comunicación a la Señorita María; diferentes portales de internet, canales de televisión y diarios, dedicaron un espacio al cine y a esta historia que sin duda cautivará más corazones en el mundo.

LA SEÑORITA MARÍA: FEMENINA COMO LA MONTAÑA

Boavita es un pueblo campesino, conservador y católico, incrustado en los Andes y detenido en el tiempo: entre las faldas de sus montañas vive la Señorita María Luisa. Tiene 45 años y nació siendo niño. Su historia esconde una amarga e inimaginable historia familiar, adobada con odio desde sus más profundas raíces, y cuyo chivo expiatorio es la Señorita, desde antes de pisar este mundo. Pero su poder se alimenta de esas mismas fuerzas, de la de los animales y la montaña. No ha habido oscuridad capaz de derribarla ni de eclipsarla.